viernes, 2 de diciembre de 2011

MERENGUES DE CHOCOLATE Y CANELA


¡¡Para los amantes del azúcar y de los merengues,aquí os traigo una BOMBA!!
Crujiente por fuera, suave y blandito como una nube por dentro,una textura deliciosa que te hará subir al cielo...
El secreto para darle ese punto a los merengues es añadir azúcar caliente a las claras. Sí, ¡caliente! Os lo explico en la receta...

INGREDIENTES: Para 6 unidades grandes

300 gr azúcar super fino (Intermedio entre el azúcar granulado y el azúcar glass. Lo podéis hacer vosotros/as mismos/as moliendo el azúcar granulado)

150 gr de claras de huevo (4 ó 5 claras)

1 pizca de sal

2 cucharadas de cacao

1 cucharadita de canela



ELABORACIÓN:

Precalentar el horno a 200º y preparar una bandeja de horno con papel de hornear.
Colocar el azúcar en una fuente de horno y meterlo en el horno unos 7 minutos, hasta que el azúcar esté caliente al tacto.
Mientras, poner las claras en un bol con la pizca de sal y batir con las varillas hasta que espumeen.
Cuando saquemos el azúcar del horno lo echamos de una vez a las claras y batimos a alta velocidad durante 8-10 minutos, hasta que consigamos un merengue bien firme, blanco y totalmente frío.
Bajamos la temperatura del horno a 110º mientras se bate el merengue.
Mezclamos el cacao y la canela y lo vertemos sobre el merengue.Con una cuchara grande de metal lo incorporamos con cuidado a la masa en tres golpes como máximo,consiguiendo así una apariencia marmolada.
Colocar seis montoncitos de merengue de igual tamaño sobre el papel.
Meter la bandeja en el centro del horno y hornear durante 1 ½ -1 ¾ h, o hasta que estén crujientes por fuera.
Dejar enfriar en la bandeja.
Se mantienen perfectamente durante 3-4 días guardados en un recipiente cerrado.
Si queréis tener algún detalle con alguien los podeis empaquetar en cajas o bolsitas de celofán atados con un lazo bonito ¡¡Ya veréis cómo quedan encantados!!

--Receta extraída del libro "GIFTS FROM DE KITCHEN" de ANNIE RIGG--

1 comentario:

Carlos Gobernado dijo...

Eva, creo que tendré que ir a Pucela para probarlos o que me venga aquí un cocinero de verdad porque... ¡¡¡yo soy un desastre!!! Saludos desde Canarias