sábado, 20 de abril de 2013

STONIAN KRINGLE


   Esta receta del Kringle de Estonia puede parecer un contrasentido hacerla en primavera, ya que es típica en los países escandinavos en época navideña... pero la tenía pendiente de publicar y al repetirla para hacer las fotos he llegado a la conclusión de que podemos disfrutarla igualmente en cualquier estación del año... y si no me creéis... ¡Probadla!

A primera vista parece que es complicado, pero ya veréis que es muy fácil de hacer. 


INGREDIENTES PARA LA MASA: 
  • 300 gr. de harina 
  • 1/2 cucharadita de sal 
  • 120 ml. de leche templada 
  • 15 gr. de levadura fresca o 7 gr. de levadura liofilizada 
  • 30 gr. de mantequilla derretida 
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de azúcar 

INGREDIENTES PARA EL RELLENO: 
  • 50 gr. de mantequilla pomada 
  • 4-5 cucharadas de azúcar 
  • 3 cucharadas de canela 

HORNO: Precalentar a  200º y Hornear a 180º 

TIEMPO DE HORNEADO: 30-35 minutos 



ELABORACIÓN DE LA MASA: 
  1. Deshacemos la levadura y la mezclamos con la leche templada y el azúcar. Lo dejamos reposar unos minutos. 
  2. Añadimos la yema de huevo, la mantequilla derretida, la harina y la sal y mezclamos. Si tenemos una amasadora de mesa le ponemos el accesorio gancho y amasamos hasta que obtengamos una masa que se despega de las paredes, elástica y nada pegajosa. 
  3. Formamos una bola y la pasamos a un recipiente previamente engrasado. Cubrimos y lo colocamos en una zona cálida y libre de corrientes de aire. Dejamos que crezca el doble de su tamaño. Más o menos una hora. 
  4. Encendemos el horno a 200º. Quitamos el gas a la masa presionando sobre la bola. La pasamos a una superficie enharinada y la estiramos con rodillo hasta conseguir un rectángulo de 1 cm de grosor. 
  5. Extendemos la mantequilla sobre la masa y vertemos encima el azúcar y la canela, reservando un poco para después
  6. Lo enrollamos desde el lado más ancho formando un rollito. 
  7. Con un cuchillo bien afilado cortamos el rollito a lo largo en dos, pero dejamos el extremo de arriba sin cortar. Ahora iremos enrollando los dos cabos que nos quedan. Le damos forma de corona y unimos los extremos para que cierre el círculo. 
  8. Lo pasamos a una bandeja de horno con papel o silpat. Pintamos con más mantequilla y añadimos el azúcar y la canela que habíamos reservado. 
  9. Bajamos la temperatura del horno a 180º. 
  10. Horneamos durante 30-35 minutos hasta que esté dorado. Si veis que se tuesta demasiado podéis cubrirlo con papel de aluminio. Y si disponéis de un termómetro sabréis que está hecho en su interior cuando al pincharlo marque entre 90-95º. 




   Al sacarlo se puede espolvorear con azúcar y canela, con azúcar glass o con una glasa de azúcar glass y agua. De cualquier forma está deliciosa así que lo dejo a vuestra elección. 

--- Receta extraída del Blog "justlovecookin.com" ---

No hay comentarios: